Nueva Medicina Nueva Medicina

¿Tiene la enfermedad un sentido biológico?
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php index.php





Foros de discusión » Información varia » Opinión experta sobre la NMG por el Dr. Hans-Ulrich Niemitz
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Opinión experta sobre la NMG por el Dr. Hans-Ulrich Niemitz
MensajePublicado: Vie Ago 24, 2007 9:39 pm Responder citando
sercet
Registrado: 06 Ene 2007
Mensajes: 12




Opinión experta sobre la Nueva Medicina por el Prof. Dr. Hans-Ulrich Niemitz

Instituto Avanzado de Tecnología, Economía y Cultura de Leipzig / Estudio General.

Campo Profesional: Historia y Ética de la Tecnología y las Ciencias Naturales.


Preguntas pertinentes al Estudio

En una carta fechada el 23 de Julio del 2003, el Dr. en Medicina Magister Ryke Geerd Hamer solicitó una ”respuesta científica“ a las siguientes tres preguntas:

1. ¿Es posible y permisible para una medicina (tal como la medicina convencional), la cual está basada sólo en hipótesis, declararse a sí misma ”científica“, aún cuando ésta nunca ha sido sujeta a ninguna verificación?

2. Por otra parte, ¿no sería permisible, y necesario, declarar a la ”Nueva Medicina“ ”científica“ (debido a que no está basada en ninguna hipótesis) y ”válida“ (justo en virtud de 30 protocolos de verificación presentados), en conformidad con el mejor conocimiento científico de hoy en día?

3. En el campo de las ciencias naturales, ¿no es acaso la práctica normal, sujetar a prueba a una teoría, y no es esto lo que precisamente no se ha hecho en el caso de la Nueva Medicina?

Introducción

En esencia, el Dr. Hamer solo está haciendo dos preguntas, las cuales responderé solo en referencia al cáncer, aunque la Nueva Medicina provee teoría y explicación para todas las enfermedades, psicosis y ”criminalidad espontánea“. Las dos preguntas son:

(A) ¿Es científica y correcta la medicina convencional?

(B) ¿Es científica y correcta la Nueva Medicina?

En lo referente a (A), la medicina convencional aplica métodos científicos (e.g. observación y estadística) pero, debido a sus muchas hipótesis, o mejor dicho, suposiciones no probadas, no es ni ciencia (de hecho, el mero uso del método científico no califica a una actividad de ciencia ni a una persona de científico) ni tampoco una ciencia natural. No tiene una sola teoría libre de hipótesis en lo concerniente a eventos biológicos que se llevan a cabo en la ”persona enferma“ de forma individual. La medicina convencional solo puede estimar oportunidades de supervivencia estadísticas de los pacientes con cáncer; tiende a hacer promesas terapéuticas vacías, intervenciones heroicas (”juego de lotería“) y terapias experimentales. Al mismo tiempo, las curaciones espontáneas siguen siendo mal entendidas.

En noviembre 12 del 2001, poco antes de la muerte del Beatle George Harrison, el periódico ”Sunday Mail“ publicó lo siguiente: ”George Harrison se encuentra visiblemente mejor después de la radical terapia de radiación en Nueva York. La controversial nueva terapia ha sido definida por el médico mismo como un juego de lotería“. Aún una de las personas más ricas y famosas no pudo encontrar una cura para el cáncer que no fuera una lotería. ¿Cómo puede exlicarse esto? Sólo con el hecho de que la medicina oficial es incapaz de ofrecer cualquier terapia que no sea un juego de probabilidades.

Por lo tanto, la medicina oficial no es científica, ni es capaz de entender el curso de las ”enfermedades“, y menos aun de comprender la curación espontánea. Luego entonces no es una ciencia. No es correcta, y consecuentemente, de acuerdo con la mejor evidencia disponible, debe considerarse que está mal.

En lo que respecta a la pregunta (B), la Nueva Medicina cuenta con una teoría, ó mejor dicho, un modelo del evento carcinogénico, y de la ”enfermedad“ en general, que es científica, libre de hipótesis y por lo tanto demostrable (i.e. capaz de ser negada; más referencia a esto más adelante en ésta evaluación). La Nueva Medicina puede, en cualquier caso individual, de una manera comprobable y sin hipótesis (por supuesto, después de una anamnesia precisa), explicar científicamente el evento patológico. Ya que en base a la teoría, éste último es predecible, es posible hacer sugerencias terapéuticas que son construidas científicamente para cada caso en particular. (Las complicaciones que pueden surgir durante la terapia pueden ser comprendidas y planeadas en la aproximación ó manejo terapéutico. Esto debe declararse pues muchos periódicos y otros medios han acusado a Hamer de autoproclamarse un sanador milagroso y de garantizar la curación. Uno tiene que tener siempre en mente que ningún medico en el mundo puede prever y luego entonces prevenir, los nuevos choques de conflicto que causan cáncer; pero uno puede crear una situación – y Hamer lo hace para sus pacientes – en la cual se eviten nuevos choques de conflicto.)

Por lo tanto la Nueva Medicina es científica y corresponde a criterios precisos de una Ciencia Natural, y por esta razón es el método más seguro para curar gente afligida por el cáncer.

En consideración a la pregunta 1

Ciencia

Lo que ciencia es o debe de ser no se encuentra completamente definido. El diccionario (Brockhaus Enzyklopaedie 2001) establece: ”Ciencia…, el conjunto de conocimiento humano de una época…; una colección de descubrimientos en referencia a un área de conocimiento interrelacionados de una forma fundamental. … Ciencia es un conocimiento designado metodológicamente que consiste de enunciados interrelacionados en un sentido fundamental, comunicables y comprobables entre sujetos, que satisface criterios científicos particulares (e.g. validez general, capacidad de sistematizar). Lo incierto de la explicación se muestra en la circularidad: la <Ciencia> debe seguir criterios <Cient>. Aún no estando esto claro, en lo que se refiere a un área de conocimiento, ”científico“ significa el requerimiento de que el conocimiento esté formado (sustancial y metodológicamente) de afirmaciones (o ”enunciados“) comprobables. La ciencia genera afirmaciones comprobables. Una afirmación ó sistema de afirmaciones sólo puede ser considerado científico si la afirmación o afirmaciones pueden ser negadas – hablando técnicamente – si se les puede probar para determinar si son, o no, falsas. Las ciencias naturales exactas son llamadas exactas porque éstas sólo hacen afirmaciones que pueden en principio ser experimentalmente realizadas en cualquier lugar y tiempo (técnicamente: se les puede probar para ver si son correctas). No todas las ciencias naturales se basan o pueden basarse exclusivamente en la experimentación. La Biología, y consecuentemente la Medicina, deben basarse en un gran medida en la observación de eventos ”naturales“. Cuando las condiciones circunstanciales de unas observaciones son equivalentes a aquellas de otras observaciones, las últimas observaciones pueden ser usadas como si fueran observaciones experimentales.

Debido a que, como regla, la medicina convencional no puede hacer afirmaciones potencialmente negables para un caso individual, busca refugio en las estadísticas. Como las estadísticas son matemáticas, son en sí mismas científicas, pero no son una ciencia natural (más aun, el fin último del arte terapéutico es traicionado porque la ayuda científica requerida en el ”caso individual“ es negada. Ejemplo: el médico convencional informa al paciente respecto a sus probabilidades estadísticas de supervivencia, pero esto no asiste al paciente por lo menos con conocimiento sobre lo que se puede hacer para sanar.)

Las hipótesis no son probadas ni son afirmaciones susceptibles de ser probadas. Si uno sólo puede hacer afirmaciones que no pueden (todavía o inherentemente) ser probadas falsas, uno habla de hipótesis. En otras palabras, una hipótesis es realmente una afirmación, y básicamente en la teoría de la ciencia, lo es también, por decir, una afirmación cuyo valor de verdad no ha sido establecido pero que sirve como afirmación para construir una teoría y desde la cual predecir (ver

Brockhaus Enziklopaedie, 2001). Cuando Isaac Newton presentó su teoría de la gravitación, le fue cuestionado de dónde provenía la gravitación. Su respuesta: ”No forzaré cualquier hipótesis“. Él quiso decir que estaba abierto a cualquiera, probar los postulados de la ley de la gravitación (en palabras modernas, tratar de refutar ó contradecirlas), pero que era una cosa muy diferente tratar de explicar la gravedad.

Debido a que esto lo eludió (él había sido incapaz de formular afirmaciones que fueran posibles negar), estableció que eso les quedaba a las generaciones de científicos que le siguieran – quienes todavía tienen que lograrlo.

Nueva Medicina, medicina convencional y afirmaciones (no) negables

El Dr. Hamer establece, en reconocimiento de este entendimiento de la teoría de la ciencia, que él no postula hipótesis. Sus afirmaciones son susceptibles de ser probadas para cada individuo en cualquier punto en el tiempo, (y en cada caso en particular) en todos los casos de ”cáncer“ y diagnósticos equivalentes al cáncer. Esto significa que existe la posibilidad de negar sus afirmaciones en todo y cada caso individual (e.g. para probar si es correcto). Por otro lado, las hipótesis de la medicina convencional, e.g. hay un ”sistema inmune“ “ no es una afirmación susceptible de ser negada. Todavía nadie ha estado en posición de observarlo directamente. La hipótesis de que existe un sistema inmune (la suposición de que existe uno) lleva a la construcción de teorías y de predicciones que llevan a ”hechos“ observables los cuales son entonces considerados pruebas. Todavía más, el que estos ”hechos“ puedan probar otras afirmaciones (notar que la ciencia sólo puede reconocer la negación, pero no evidenciar ”verdad“) no se considera. La medicina convencional no reconoce que la hipótesis ”sistema inmune“ no es en absoluto negable, y entonces no es una afirmación científica. El que los microbios puedan volverse activos en el cuerpo debido a la descompostura del sistema inmune (esto es como la medicina convencional lo ve), no puede predecir el momento de actividad y luego entonces sustentarlo de manera ”lógica“. Al mismo tiempo, ”lógicamente“ no significa automático, o en realidad; los cuentos de hadas también son lógicos, de otra forma uno no podría contarlos de nuevo; así que en el mejor de los casos, la medicina convencional se apoya en afirmaciones estadísticas, ó los microbios se tornan activos debido a una orden del cerebro, específicamente del organismo, debido a que un ”programa especial“ ha sido encendido (ésta es la visión de la Nueva Medicina – en la cual se puede determinar y predecir el instante del inicio de la actividad para cada caso en particular y también sustentarlo: es el inicio de la segunda fase del ”programa especial“; la Nueva Medicina está equipada con un modelo psico-biológico del organismo y por lo tanto no requiere el uso de estadísticas). Es por eso que la Nueva Medicina efectúa afirmaciones que potencialmente pueden ser probadas o refutadas en lo que se refiere a los microbios y al inicio de su actividad. Por otra parte, la medicina convencional no puede hacer esto. Dicho en lenguaje común, uno tendría que decir que la medicina convencional reparte un grupo de afirmaciones de una olla mágica del tipo cuento de hadas, incapaces de ser probadas y pseudo lógicas (y por lo tanto no es científica); la Nueva Medicina en contraste, ofrece una estructura comprensible de afirmaciones lógicas y susceptibles de ser desaprobadas (verificadas) (y por lo tanto es científica).

El problema de la ”verificación“

La primera pregunta establece que la medicina convencional está basada exclusivamente en hipótesis y que nunca se ha realizado una verificación de sus hipótesis (todavía). ¿Es verdad esto? Uno tiene que admitir que esto es peor aún. Tiene que reconocerse que la medicina convencional no puede pronunciar afirmaciones que puedan ser desaprobadas (perdiendo por ahí su argumento de ser científica). Al mismo tiempo la ”verificación“ – y esto debería ser así, nuestro trato referente a la pregunta 3 explicará porqué esto debería ser así – es en sí misma imposible. En pocas palabras, una ”verificación“ significa el reconocimiento de un sistema de afirmaciones (y del modelo implícito que representan) como verdad, real o aceptable y justificación de la aplicación consecuente (en medicina esto significaría la aplicación de una aproximación terapéutica). ”Verificación“ luego entonces es una cuestión ética, sociopolítica y finalmente legal, respectivamente.

Conclusión a la pregunta 1.

La medicina convencional no puede llamarse a sí misma científica porque no puede pronunciar afirmaciones susceptibles de ser negadas o porque se ata a sí misma de manos en contradicciones irresolubles. La Nueva Medicina es científica porque está basada en un modelo psico-biológico que puede generar afirmaciones que son susceptibles de ser probadas. Debido a que ninguna afirmación de la Nueva Medicina ha sido desaprobada todavía, uno debe entonces declarar a la Nueva Medicina como más científica que la medicina convencional, la cual sólo puede trabajar estadísticamente (Ej. ¡Incapaz de hacer afirmaciones referentes al caso individual!). Luego entonces debería de enfatizarse que la medicina convencional no es una ciencia natural, ya sea desde el contenido ó desde un punto de vista metodológico.

En consideración a la pregunta 2:

La respuesta es: sí, la Nueva Medicina es correcta. Es importante notar – y esto se explicará en la respuesta a la pregunta 3 – que esto significa considerarla ”correcta de acuerdo al mejor conocimiento disponible“ (Siendo una cuestión ética). Específicamente: las afirmaciones de la Nueva Medicina están conectadas fundamentalmente, son comunicables entre sujetos, pueden ser probadas en cada caso individual, y i.e. satisface los criterios de una ciencia natural (e.g. validez general, puede ser sistematizada, genera predicciones, es válida fundamentalmente y clarifica la explicación de eventos antiguos, tiene la posibilidad de ser negada).

Conclusión en consideración a la pregunta 2:

Sí, la Nueva Medicina es correcta.

En consideración a la pregunta 3:

En el caso de la pregunta 3 uno debe responder con la pregunta: ¿adecuada para qué? ¿Para la confirmación de si es correcta? La respuesta a la pregunta 2 es suficiente para eso (sí, la Nueva Medicina es correcta). Todavía, en un sentido científico estricto, la verdad es que las verificaciones no son nunca suficientes. Por esa razón, puramente desde el natural punto de vista científico la pregunta no se puede responder, debido a que la decisión sobre si una teoría ha sido ”verificada“ nunca puede finalmente establecerse. Cada teoría tiene el carácter de un modelo; consecuentemente ninguna teoría puede ser co-extensiva con la realidad. Si éste fuera el caso, la teoría se convertiría en realidad y cesaría de ser un modelo. Una teoría no debería ser desaprobada por un largo periodo de tiempo, y si las aplicaciones de las teorías que se oponen (en este caso terapias) consistentemente dan peores resultados que la nueva teoría, la nueva teoría debe de ser reconocida. Esto es una cuestión de sabiduría científica y ética, de justicia y honestidad. La nueva teoría debe ser reconocida como una explicación y debe ser aceptada en la aplicación a problemas prácticos, lo cual significa que a los pacientes se les debe de permitir elegir de manera libre. Para el caso de la Nueva Medicina esto significa que la medicina convencional tiene que permitirle espacio.

Nota: ¿cuáles son los hechos? Ejemplo: metástasis, ¿hecho ó hipótesis?

Junto con esto una nota sobre el suave carácter ideológico de los ”hechos“, específicamente sobre su carácter de ”correcto“: antes del advenimiento del sistema copernicano, la gente consideraba como hecho que el sol se iba hacia abajo durante la noche. El modelo de la Tierra como aquel de un disco flotante en el centro del universo y al mismo tiempo los cuerpos celestiales fijos firmemente a una superficie cristalina esférica la cual envolvía a la Tierra circunscribiéndola, permitió que el sistema fuera inteligible. Hoy en día, casi todos saben más, todavía sólo porque se les viene diciendo una historia diferente desde la infancia. Aún usamos el término ”caída del Sol“ aunque este no corresponda con los hechos. El término continua haciendo remembranza al falso y viejo modelo, y aún así nadie se molesta realmente, porque todos saben lo que en realidad está pasando

El concepto de ”metástasis“ es tal, que si la Nueva Medicina llega a ser aceptada, la palabra desaparecerá. Como hecho, metástasis sólo significa un segundo cáncer, i.e. un cáncer adicional al que ya se encontraba ahí. La medicina convencional, desde luego, une la palabra a la hipótesis de que el primer cáncer de alguna manera – a través de alguna clase de contagio dentro del cuerpo – produce un segundo cáncer. La Nueva Medicina no cree en el ”cáncer secundario“, más aún, establece que no hay metástasis. Ésta establece que todo cáncer secundario está iniciado por su propio conflicto en particular. Trágicamente, éstos son en su gran mayoría conflictos que pueden ser explicados por el diagnóstico de cáncer (los animales casi nunca muestran metástasis).

Las suposiciones de que el cáncer se ”esparce“ en el cuerpo a través de algún tipo de contagio interno son una hipótesis, i.e. afirmación (aún así en la medicina convencional esto tiene el estatus de hecho). Si este contagio interno del cuerpo existiera, todas las transfusiones deberían de prohibirse sobre la base del peligro de infectarse de cáncer. Hasta hoy en día no existe ningún ”examen de sangre de cáncer“, y no existe información disponible referente a la toma de marcadores tumorales a potenciales donadores de sangre para hacer pruebas de cáncer. Esto demuestra que la misma medicina convencional no toma seriamente la hipótesis ”metástasis“ (un hecho para ésta); De hecho se contradice a sí misma toda y cada vez que realiza una transfusión de sangre (¡ultimadamente renegando su hipótesis!). Un hombre de medicina convencional justificaría y de hecho establecería de forma correcta que un contagio de cáncer cuerpo a cuerpo nunca ha sido observado.

Por otra parte la Nueva Medicina argumenta de forma consistente: cada aparición de cáncer implica un choque de conflicto. Cada aparición de un cáncer secundario es un Segundo choque de conflicto. Si este no fuera el caso, los oponentes de la Nueva Medicina podrían contradecirlo (probar la falsedad de la afirmación).

Conclusión a la pregunta 3

La medicina convencional asume que sus hipótesis son ”hechos“. Desde luego, puede demostrarse que el ”sistema factual“ en la medicina convencional es contradictorio, que está mayormente construido de tal forma que no es siquiera potencialmente negable (y por lo tanto no es científico). El sistema de la Nueva Medicina, por otro lado, es consistente y potencialmente negable. Por esta razón, no dar ningún espacio a la Nueva Medicina no es científico, no es ético y finalmente es dañino.

Todavía, al mismo tiempo, alega al poder político y consecuentemente a los privilegios de protección ”no científicos“ conferidos a un grupo profesional (de servicio) Es el privilegio del grupo profesional lo que permite a los representantes de la medicina convencional resolver las disputas científicas con impunidad fuera de la ciencia, a través de medios políticos y de poder. La medicina convencional puede mantener esta situación prácticamente ”imposible“ porque la gente no-médica (como los pacientes y los políticos) no hará nada, i.e. no puede utilizar la libertad constitucional otorgada de la elección terapéutica, porque ellos temen a la muerte y a la pérdida de la salud que resultaría de abdicar de la terapia convencional a la son forzados a usar por la sociedad entera. Y el miedo es un mal consejero. Hoy en día, para los niños y los dependientes, en casos de urgencia terapéutica la contradicción entre ”ciencia“ y ”sociedad“ se resuelve a favor del punto de vista de la sociedad, y por lo tanto de manera no científica, al forzarlos a recibir terapia. Los padres y tutores que declinan la elección terapéutica de los que están a su cargo por las terapias basadas en la ciencia, atentando con ver retirada o suspendida su función, son acusados de criminales. Desde un punto de vista ético, esto es una ”situación imposible“, no ética, y en este caso, inconstitucional.

Conclusión al comentario:

La afirmación de la medicina convencional, que emana de su status ”social“ – por lo tanto no científico – de ser el árbitro exclusivo en decidir sobre una terapia, lo cual ya hizo en el caso de la terapia para niños, es inconstitucional


En resumen

De acuerdo a los criterios de una ciencia natural, al entendimiento científico y al mejor conocimiento de hoy en día, la Nueva Medicina debe ser declarada correcta. Por otro lado, la medicina convencional es una mezcla amorfa de hechos (asumidos) mal interpretados que no son siquiera susceptibles de ser negados y por lo tanto están fuera de la posibilidad de ser verificados. Dados los criterios de una ciencia natural y debida a que es meramente una mezcla de hipótesis, y en adición, no científica, la medicina convencional debe de ser designada como falsa.


Leipzig, Aug 18, 2003

Prof. Dr. Hans Ulrich Niemitz.

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Opinión experta sobre la NMG por el Dr. Hans-Ulrich Niemitz
Foros de discusión » Información varia

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear foro gratis | foros de Forma, Medicina, Salud | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com