Nueva Medicina Nueva Medicina

¿Tiene la enfermedad un sentido biológico?
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php index.php





Foros de discusión » Temas relacionados » Sobre la posible genealogía de todo conflicto en el útero
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Sobre la posible genealogía de todo conflicto en el útero
MensajePublicado: Sab Oct 29, 2011 12:02 pm Responder citando
ivian
Registrado: 18 Dic 2010
Mensajes: 43




Pretendo hablar de la unión entre lo que empiezo a ver que ha descubierto Joaquín Grau, con lo descubierto por Hamer.

Grau lleva a los pacientes a un estado de ondas theta (no es hipnosis profunda) para una regresión en la que se pretende volver a vivir, sin juzgar (sin juicios: como en Gestalt…, o en terapias como la de Hoffman que trata del "amor negativo"…, o en psicoanálisis "suaves" —que supongo habrá—, etc.), sin juzgar los conflictos que estarían en la base de, por lo que parece, cualquier conflicto en edad adulta.

Ahí, los pacientes han mostrado por ejemplo, a lo largo de los años, la realidad de la percepción extrauterina: que nosotros, cuando somos fetos, ya "vemos" o ya tenemos experiencias "fuera del cuerpo" —percepción extrauterina— que quizá podríamos entender que ocurren de forma "muy lógica", pues aún no somos un "cuerpo-yo".

Grau vendría además a decir que los conflictos que luego generaríamos de adultos se acumulan sobre los puntos de conflicto vividos dentro del útero materno.

Digamos por tanto que hay una "malla intrauterina" de conflictos: la llamaremos así, "malla".

Esto podría en parte y quizá solo a veces "explicar" por qué unas personas sí y otras no desarrollan realmente el conflicto —según lo define Hamer— ante el mismo evento "exterior".

La propensión a "programar" los programas biológicos de la NMG vendría dada "genéticamente" por la malla que se mostró/vivió en el útero.

¿Alguien sabe, por tanto, más de esto?

Bueno, estoy leyendo Grau y es apabullante.

Ahora entro un poco más en "hipótesis posibles", y para presentarlas nos vamos a tener que poner esotéricos, con la venia.

No tenemos que creer el vocabulario que daré, con perdón, sino solo aceptarlo como marco para encajar datos.

Para excusar este vocabulario (hasta hace poco hubiera jurado ante notario Smile que yo jamás iba a decir cosas como estas…) digamos que ya hemos introducido cosas bastante "esotéricas", es decir, que nos tenemos que dar cuenta de que tenemos que "encajar" datos de por sí muy "esotéricos", pues parece comprobado que los fetos veían cosas que jamás luego de adultos nos contaron, ya que sin embargo de adultos "adivinamos cosas" —en las regresiones de la terapia.

Expongo pues la teoría que para mí es "la verdad de lo que nos sucede en este universo". Pensadlo si queréis solo como cuento propuesto, si se lee esto…, pero que sería un cuento que puede darnos un marco, quizá el único, desde el que se pueden asimilar todos estos "hechos" (por ejemplo curación "rápida", así como "fuera" del marco de Hamer… que serviría como un primer marco, el de Hamer, para la comprensión de los hechos más "en crudo"…, ya que supongo que tales curaciones son lo que ocurre a veces…, tales curaciones rápidas y "milagrosas"…; o la ya comentada "percepción extrauterina").

Aquí va el cuento que mucha gente aceptó en este planeta ya como una verdad (hacia el despertar).

Naturaleza del universo:

El universo solo es mente/conciencia.
Pero es mente "dividida", en conflicto.
En realidad es la ilusión de una "ínfima" parte de otra conciencia global que no está en conflicto (es eso llamado "espíritu").
Así que estamos diciendo que aquello que normalmente vemos como irreal (espíritu) sería más real que lo que vemos (mente dividida, en diversas manifestaciones, tanto "interiores" como "exteriores").

Normalmente esto cuesta de aceptar, pero bueno, insisto en que a mí me aclaró "todo" y que con mentalidad abierta podéis comprobar por vosotros mismos si es o no así para vosotros (normalmente hay tanta disonancia cognitiva…, convenientemente "creada" o favorecida por cosas como el catolicismo y demás…, que es difícil hablar de Dios o de espíritu, pero bueno, qué se le va a hacer, nada (solo perdonar y perdonar sin parar)).

El universo es por tanto ilusorio, es un eterno retorno de la nada de una sola idea (la de la separación), idea que concebimos de una vez y que "solamente concebimos"…, ya que solo es una creencia (pese a lo sólido que nos parezca todo); la concebimos por tanto como mente aún unida que en un momento de despiste se creyó separada.

Esto sería "un hecho", un hecho si, ya dije, si queréis tener la suficiente mentalidad abierta podéis aceptarlo para ver cómo en este marco encajarían o no "las cosas".

Sobre los trucos, autoengaños: Así pues, el aspecto extremadamente complejo, "material"… que ha cobrado el universo-sueño sería además una especie de truco de esta mente global, que nos usa como robots para seguir recreando el conflicto de mil maneras.

Aquí, en el marco ˝esotérico", fijémonos que ya tenemos expuestos dos ingredientes fundamentales de lo que vemos que sucede en lo descubierto por Hamer:
- conflictos
- aspecto programas/robots.

Estaríamos pues enraizando esta miríada de conflictos que expone Hamer en una especie de "genealogía": todos serían repeticiones aparentemente "lejanas" de lo que en realidad es el único conflicto, universal, nuestra separación de la Fuente.

Esto suena aberrante, pero…, si aceptamos aunque solo sea un poco que tenemos una tal "ventana" en la mente, ventana hacia una realidad que nada tiene que ver con lo que vemos delante… entonces podemos aceptar momentáneamente este otro marco más global…, al menos por un momento; reconocemos pues una mínima ventana hacia otra cosa que nada tiene que ver con "la materia"… y que sería lo que podríamos llamar la visión espiritual…, esa conexión que en realidad todos tenemos y que se puede alimentar…, y que sería aquello que da cuenta de la existencia de por ejemplo "curaciones milagrosas".

Así que, como supongo que es lo que ya vendría a decirse con "las cosas de los sabios", con alguno de sus dichos (incluyendo algún que otro "ser iluminado"): esta "vida" aquí es "falsa vida", es la muerte de nuestra vida en lo llamado "el Cielo", es nuestra muerte representada para con nuestra auténtica realidad del Cielo. Vivir aquí es olvidarse de nuestra auténtica realidad porque aquí venimos a reproducir la muerte de ésta, de nuestra convivencia con la mente que nos creó (en tanto que "pura mente"). Venimos pues, aquí, a "morir" la vida del Cielo. En realidad aquí, como muchos sabios habrán dicho a lo largo del tiempo, aquí estamos dormidos a nuestra auténtica vida.

Así pues, todo esto sucede porque la mente-consciencia-global de la que formamos parte (el "Ego" o el "Ello"), siente miedo, un miedo atroz, global tras su primera división ilusoria con respecto a la mente que la creó…, con respecto a esa otra realidad de la que también formamos parte —a ésta la hemos llamado ya "espíritu", y es nuestra unión con la verdadera realidad, realidad también llamada "Fuente" o "Dios". Así que todo miedo viene de ese miedo global a un posible castigo —inventado por nosotros mismos—, un castigo que vendría de la mente de la que depende.

Ese mismo esquema luego se refleja en las invenciones de las religiones culpabilizadoras del Libro: un Yahvé castigador, etc.

Esto es nuestro mero invento, y veamos que cualquier "iluminado", o despierto, habrá dicho siempre algo así: que en realidad no hay nada que temer, jamás, y la Fuente es amor perfecto, etc.

"El Cielo" sería simplemente un hecho: nuestra convivencia con aquello que como mente venimos aquí a olvidar.

Aquí, por tanto, venimos a ser Ego-Ello-universo, y cuanto menos globalmente mejor para el Ego-Ello…, pues así más lejos tendremos la posibilidad de negar la realidad del universo como un todo (amorosamente), para reconocer en plenitud nuestra auténtica naturaleza, para despertar a eso que nada tiene que ver con el universo, pues desde ahí se comprueba, y en vida, que nada de esto existe realmente.

Recordemos que según Grau hay un patrón de conflictos en el útero; luego todo esto se iría alimentando o no; así que parece que también se sugiere que es sobre la malla sobre lo que se superponen los conflictos en edad adulta, más fácilmente o siempre (¿e igualmente quizá los de las vidas pasadas?).

Hamer

Ahora contemos lo que ya sabéis por aquí, eso que Hamer, hablando más "biológicamente" aún, detectó en los 80, tras sufrir él y su mujer, de cáncer, después de que que asesinaran un hijo que tenían.

¿Para qué contar esto? Ya sabemos: porque existe una especie de "matemática" de los conflictos, muy precisa.

Hamer hizo un descubrimiento muy relevante, y obviamente reprimido por la ciencia oficial.

Y no se trata de decir…: "pues bien, sí…, todo es psicosomático"…, como podrían decir ya en medicina convencional mucha gente…, supongo…, también más o menos fuera de tono para la corriente "química" imperial… y entonces…, "vayamos estudiando a ver qué pasa"… No se trataría de eso.

Se trata de que Hamer descubre de golpe una correlación exacta o completa, y al parecer jamás refutada en los miles de casos que son comprobados ya por una serie de personas en todo el mundo… una correlación perfecta entre:

- enfermedades (incluyendo una explicación para "alergias", etc.),
- órgano/s afectado/s,
- tipo de conflicto,
- capa embriológica a la que pertenece el órgano afectado.

y esto caso por caso…, en la mayor parte de enfermedades si no en todas, y…, por supuesto…, en todas las más célebres: por ejemplo en los cánceres.

Si queréis, y empezando a hablar del "marco esotérico explicador"…: toda esta increíble correlación supone dos cosas:

1.- nos acerca a la verdad de la realidad mental del universo;

y llamamos "la verdad" al anterior marco muy esotérico; nos acerca a ello obviamente al ver que en el tema conflictos-programas todo nos lo hacemos nosotros a nosotros mismos, digamos "inconscientemente"…, si se quiere, pero habría una "voluntad" que desarrollaría estos programas y que en realidad estaría siendo aceptada debido a nuestro "estado de inconsciencia espiritual" (nuestro, quizá: "no cultivar la dimensión espiritual", que puede compensar de cierto modo, aunque no totalmente quizá, aquello que en nuestro cuerpo había semiprogramado quizá la malla intrauterina aquella).

2.- es posible verla también como una especie de trampa del universo, pues puede entorpecer nuestro "despertar individual" (ya esto depende de cada uno y de la guía que recibimos cada cual, o que estamos dispuestos a aceptar), ya que el "despertar" es por una parte solo "individual" (no hay nada ahí fuera, en realidad, y "lo de fuera" solo está para reflejar dos cosas incompatibles: el Ego-Ello en tanto mente separada-dividida…, y nuestra unión real en el Cielo, y no en el Ego-Ello-universo…, una unión alimentada compartiendo intereses desde un amor cuanto más perfecto mejor…, etc. etc.).

Así pues, podría servir como engaño-trampa, ya que este despertar es por una parte aquello que siempre podemos "elegir", siempre…, y hagamos lo que hagamos en la tierra…, y todo para nuestra verdadera felicidad…, pues es aquello que nos está pidiendo en realidad la Fuente que hagamos: dejar de soñar.

Entonces, decimos que también esto nos puede embaucar demasiado al caer excesivamente en glorificar el universo en tanto cosmos…, por idolatrar al universo cultivando la en realidad engañosa idea del "universo inteligente" (y ya digo, también esta, como toda idea…, es utilizable tanto para ser realmente felices como también para cegarnos demasiado egoicamente en la compleja y "divina inteligencia de un universo", que sustituye la verdadera luz que tenemos dentro).

Recordemos esa sensación que tenemos al ver la realidad descubierta por Hamer: la de que nos sentimos tontos del bote…, ya que nosotros desarrollamos programas con sentido biológico (las enfermedades se sitúan ahí), y ese "sentido" es un sinsentido, pues nada nos arregla a nosotros…, nada si es que queremos "salud"; pero, por los motivos que vemos expuestos en el marco "esotérico", resulta que inconscientemente nosotros no queremos la salud, pues aquí en cierto modo vendríamos "programados por el conflicto universal" y para reproducir engañosamente mil y un conflictos que nos despisten de la realidad de que solo existe un conflicto…, y que encima ese único conflicto es también la ilusión del Ego-Ello global, del universo, el origen del universo material.

Vale, entonces nos sentimos idiotas, pues nada nos arregla a nosotros el proyectar o dibujar, en semejante cantidad…, en la pizarra biológica, todas estas catástrofes, percibidas así, como catástrofes, una detrás de otra, biológicas…, cuando sin embargo el conflicto que dio pie a la proyección nada tenía que ver con "lo biológico".

Por ejemplo, si recuerdo bien:

cuando hay conflicto de tipo "carencia"…, de miedo a que uno o de que alguien cercano carezca totalmente o disminuya a un nivel muy básico el nivel de "subsistencia en la vida"…, en sentido muy básico…, ya digo…, entonces PUEDE que se dé, en la persona, un cáncer de hígado (en ese "puede" entraría el asunto de si esto es más fácil o solo es posible cuando uno tiene ya activado cierto "punto" en la malla de posibles conflictos intrauterinos). El hígado crecería pues, en fase activa del conflicto, creo recordar ("cáncer"), como respuesta estúpido-biológica que nos mandamos o nos dejamos mandar desde el gran Ello (recordemos que aquí vinimos a ser víctimas e inocentes en el sentido-ego de inocente, sin asumir que somos responsables y así no poder ser verdaderamente felices (pues eso supone deshacer el Ello-Ego)…).

Todo esto es además visible digamos "focalizadamente" en el cerebro, ese órgano que parece foco o el "ayudante fundamental de proyección/producción" en un humano adulto.

De nuevo el marco

Y ahora recordemos de nuevo el marco, por si os sirve —a mí me sirve:

- todo esto es ilusorio…, nosotros no estamos aquí:
- por un lado "estamos" falsamente (por eso las comillas) en la mente dividida, en la conciencia global-Ego…, en el Ello universal…,
- y por otro lado estamos en la realidad-espíritu, esa que al parecer se alcanza totalmente cuando conseguimos negar amorosamente el Ello-universo como un todo, por completo, con toda nuestra mente (al irnos dando cuenta de que todo esto realmente no existe).

La conexión aceptada por nosotros mismos (y apoyada a veces por la percepción de alguien que nos ama y nos ve "no enfermos"), la conexión con la realidad espíritu sería lo que siempre nos habría "curado" de todo (a veces la sanación es de la mente, y el cuerpo sigue su curso, pero la mente está más en paz (y ello sin entrar lo que sucede en otras vidas pasadas, que desde la eternidad se darían simultáneamente)).

Sigo. Toda esta correlación de Hamer (incluyendo las catalogadas como enfermedades mentales) es visible como sabéis en esos focos detectados en simples TAC's sin contraste…, unos focos por tanto visualizables en el cerebro…, y correspondientes a tales procesos de enfermedad, y que se ajustan a los programas.

Recordemos lo de las regresiones de Joaquín Grau: se podría decir que —por lo que llevo leído— a su vez detecta que los patrones de conflicto son creados en el útero —o manifestados por "primera vez ilusoria" en nuestra nueva enésima vida.

Entonces, supongo, repitamos, que esos conflictos de adulto se desarrollarían más fácilmente o bien se desarrollarían solamente sobre los puntos "programados" en el útero…, es decir, que los conflictos de adulto alimentan tales puntos, a veces de forma brusca, y por tanto usarían de forma privilegiada tales puntos de la malla (eso "explicaría" por qué una gente proyecta un programa biológico más fácilmente que otra ante el mismo percance de la "vida exterior").

Así que como adultos, podemos ser, normalmente, humanos desprevenidos adultos… y por tanto no muy espirituales-pasotas, es decir, que no alcanzaron cierta paz, lógica y muy sanamente "pasota"… y digo "sanamente", pues esta paz parece que tiene la capacidad de "transmutar" también la percepción de los que rodeen al ser que está en paz…, como seguro que habréis experimentado cerca de alguna gente o situación. Así que en este estado, muy favorecido hoy, digamos, y a su manera, por el campo del Ego, tan megalómano occidentalista, en este estado…, decíamos, terminamos por alimentar, o bien, nos suceden…, en la edad adulta…, conflictos que alimentan los puntos creados en el útero.

Habría que ver lo que podríamos llamar "el patrón de sincronicidad", entonces; es decir, quizá, un patrón de "no-hay-casualidad"…, entre la malla de conflictos intrauterinos y la de adultos…, para hacer una especie de "astrología uterina", con posibles predicciones del "futuro", etc., como intenta a veces la astrología, la numerología, etc.

En realidad podríamos imaginarnos el campo de las "almas" en ese otro estrato de "consciencia global" del Ego-Ello global (perdonad la representación) como un patrón de conflictos, una malla, por el que "descendemos" ilusoriamente (en el pasado-presente-futuro que es el mismo visto desde la eternidad de nuestra realidad como espíritu)… hacia el sueño de la "materia"…, repitiendo así de infinitos modos vidas "sujetas" en parte por esa malla de puntos de conflicto.

Así pues, el conflicto universal de haber creído que atacábamos a nuestra Fuente, es decir, a nuestra propia realidad como espíritu en paz, a nuestra verdadera naturaleza, estaría pues, tal conflicto universal…, así como sub-programado en una tal malla…, y esa malla la efectuaríamos repetidamente una y otra vez de mil maneras —y se activaría nunca por casualidad, o con muy poca casualidad, dentro del útero (y desde el plano espíritu-eternidad toda la historia de tales efectuaciones ya habría ocurrido, por esotérico que nos parezca).

No sé si véis…, estoy intentado dar unas líneas fáciles de posible enlace entre el "hay pocas casualidades…" con lo que nos pasa con todo el "problema" de los conflictos…, desde el útero.

Otra especie de forma de plantear la "hipótesis" u "otra" hipótesis, sería:

- veamos tal malla, pero ahora en tanto que más sujeta a cierto "azar"…, como más casual. Veámosla así. Y entonces he aquí otra forma de "verlo" sería que…:
quizá tal malla fuera quien "concretizara" —o quien "llamara"— a una determinada "alma" dentro de las posibilidades universales… en tanto que ilusoria historia de vidas pasadas.

Es decir, el patrón conflictual sería como un campo de "sintonización" entre el Ello-conciencia-global y las historias de la tierra…, la de las líneas temporales aquí.

Y esa sintonización nos permitiría conectarnos con las vidas que han tenido patrones similares, que casualmente seríamos precisamente "nosotros", el nosotros ilusorio, en cierto sentido de cada cual, en sus ilusorias vidas pasadas (tan ilusorias como esta del aquí y ahora del ego-ello de cada cual), y que quizá estén en una línea muy bien definida.

Bueno, sería un modo de verlo.


paz y amor

Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
MensajePublicado: Sab Oct 29, 2011 12:54 pm Responder citando
FE
Registrado: 02 Feb 2008
Mensajes: 207




ivian...me he mareao! Shocked Rolling Eyes
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Re:
MensajePublicado: Sab Oct 29, 2011 4:05 pm Responder citando
ivian
Registrado: 18 Dic 2010
Mensajes: 43




FE escribió:
ivian...me he mareao! Shocked Rolling Eyes


eso que te has ahorrado en vino, entonces, dame las gracias!!


Smile
bueno, si te interesa te agradezco tu intento,
y agradeceré que si alguien conoce sobre esto pues que comente algo


y …ya reescribiremos el texto
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
MensajePublicado: Dom Oct 30, 2011 6:04 pm Responder citando
regina
Moderador
Registrado: 02 Dic 2009
Mensajes: 207




Cita:
La propensión a "programar" los programas biológicos de la NMG vendría dada "genéticamente" por la malla que se mostró/vivió en el útero.


Hola Ivian,

Te doy mi punto de vista:
No es por conflictos vividos en útero que esta malla se plasme (aunque bien, si suceden conflictos dentro del útero, pero no son los culpables de dicha pre-disposición a nuestros programas biológicos)

La célula es como un CD, graba cosas porque los isótopos del hidrógeno tienen capacidad de grabación, en el agua contenida en cada una de nuestras células se graba información desde el momento de la fecundación, se impregna la información o psiquismo del padre o/y la madre del ADN. De ahí que siempre se repitan los patrones en las familias, de los programas biológicos, y se les consideren con predisposición a X o a Y enfermedad.

Desde luego entonces los programas biológicos son activados desde el ego ...pero no por los conflictos en útero y la malla que estos hayan podido dejar como patón de sincronicidad, aunque bien siempre estarán ahí los conflictos que necesitemos para nuestra evolución personal.

La salud o la enfermedad tienen que ver con el ser o no ser, con el conocimiento de sí, mientras el hombre tenga soporte biológico, no puede entrarse en la Iluminación sin la biología porque la clave está en las células.

Un saludo.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Re:
MensajePublicado: Dom Oct 30, 2011 6:23 pm Responder citando
ivian
Registrado: 18 Dic 2010
Mensajes: 43




muchas gracias regina.

Sí, una cosa es la biología con sus "sentidos", que nos parecen obvios y naturales …: que si "aumenta" el hígado por aquí para tal cosa…, el pulmón por acá para tal otra…

… de acuerdo,

…a lo que íbamos es a que la propensión a que fueran unos u otros conflictos los que luego sí que provocaran el que "nosotros" proyectáramos desde nuestro desprevenido "ello" la "orden" de:

«"esta vez sí", ahora me ataco a gusto con un programa biológico»…

(y admitiendo algo del marco que propuse para poder hablar de esto)…

…dicha propensión quizá venga de lo vivido en el útero, donde siempre hay conflictos, inevitables, e "incomprensibles" obviamente para el embrión o el feto…, y aparte del gran conflicto que conlleva el parto y el salir a la "luz" y vivir los primeros meses o años ahí.

Imagino que Hamer ya habrá hablado mucho sobre esto, y a cuento quizá de ese caso una chica con síndrome de Down que supongo que él habría estudiado mucho.

En general no creo que haya nada "automático", natural…, en todo esto que vemos delante nuestro; de hecho ya no creo, si ves lo que expuse, que la naturaleza tenga en general nada de natural.

"Lo natural" me parece un mito, terrible, un mito que, como el resto, nos lo contamos para des-responsabilizarnos a un nivel muy básico de lo mental…,

y es que en definitiva lo que proponía arriba para barajar es tan simple como pensar que aquí, al universo, hemos venido a hacer esto:

des-responsabilizarnos, si queremos decirlo así, de nuestras mentes (que son en realidad "poderosas").

Así pues, ese de "lo natural" sería uno de los mayores mitos;
y el universo, dije arriba, sería más bien todo "consciencia", "mente"; y entonces nosotros estamos ahí conectados de una forma tal que bien podemos considerarnos como "privilegiados"…, o bien "absurdamente metidos en esto" (como denotaría nuestro mito de "lo natural", y nuestras "inevitables" enfermedades lanzadas "inconscientemente" por una especie de "gran programa" inmanente, que actúa más y "mejor" cuanto más desprevenidos "espiritual-interpretativamente" estemos).

Para mí, entonces, ahora toda enfermedad es mental, como ves.

Así que estaría y propondría para quien quisiera este "marco interpretativo", si se quiere llamar así Smile

salud!
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Sobre la posible genealogía de todo conflicto en el útero
Foros de discusión » Temas relacionados

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear foro phpbb | foros de Forma, Medicina, Salud | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com